¿Los perros pueden tener ataques de pánico?


Usted sabe que su perro puede estresarse, pero ¿qué tan estresado puede estar? ¿Son posibles los ataques de pánico? Desafortunadamente, sí lo son.

No es raro que los dueños de perros se pregunten si su amigo peludo puede experimentar la misma gama de emociones que los humanos. Después de todo, se sabe que los perros sienten estrés y ansiedad en ciertas situaciones. Pero, ¿los perros pueden tener ataques de pánico? La respuesta corta es sí: los perros definitivamente pueden tener ataques de pánico. En este artículo, veremos cómo pueden ser estos episodios, qué los causa y cómo puede ayudar a evitar que su cachorro entre en pánico.

¿Cómo muestran los perros el estrés?

Los perros pueden mostrar signos de estrés de muchas maneras. Algunos comunes incluyen:

  • jadeo excesivo
  • Sacudir o temblar
  • Orejas aplastadas contra la cabeza.
  • Cola metida entre las piernas
  • Esconderse o acobardarse
  • Intentar escapar o huir

Estas son solo algunas de las formas en que los perros pueden demostrar que se sienten ansiosos o estresados . Si nota que su perro exhibe alguno de estos comportamientos, es importante tomar nota de la situación y ver si hay posibles desencadenantes.

Las 5 razones más comunes por las que los perros se ponen ansiosos

Hay una serie de cosas diferentes que pueden causar estrés y ansiedad en los perros. Aquí hay 5 de los más comunes:

  1. Cambio en la rutina : los perros prosperan con la rutina y pueden estresarse cuando hay un cambio en su día a día normal. Esto podría ser algo tan simple como una nueva persona que se muda a la casa o un cambio en el horario de trabajo de su familia.
  2. Ruidos fuertes : los perros tienen un oído mucho más agudo que los humanos, lo que significa que los ruidos fuertes pueden ser especialmente molestos y estresantes para ellos. Por ejemplo, cosas como los fuegos artificiales, la música alta, las aspiradoras, los secadores de pelo , las tormentas eléctricas y el ruido de la construcción pueden causar ansiedad en los perros.
  3. Nuevos entornos : los perros pueden ponerse ansiosos cuando se los coloca en un entorno nuevo o desconocido, como una perrera, una pensión o un consultorio veterinario. Este tipo de ansiedad también puede aparecer si te mudaste recientemente a un nuevo hogar al que tu perro aún no está acostumbrado.
  4. Falta de socialización : los perros que carecen de una socialización regular (interacción con otros perros y personas) pueden ser más propensos al estrés y la ansiedad. Nunca habrían tenido la oportunidad de aprender que los perros y las personas nuevos pueden ser amigos potenciales. Lo que significa que es probable que vean a todas las personas o animales nuevos como amenazas potenciales, lo que les hace sentir fuertes emociones negativas.
  5. Quedarse solo : la ansiedad por separación es algo real para los perros, y es una de las razones más comunes por las que los cachorros experimentan estrés y ansiedad. Cuando un perro nunca aprende a estar solo, le causa una gran angustia estar lejos de su dueño. Si su perro está ansioso cuando se queda solo, es posible que deba buscar ayuda profesional para abordar el problema.

Los mejores consejos para evitar que tu perro entre en pánico

Ahora que sabemos un poco más sobre lo que puede hacer que los perros entren en pánico, veamos algunos consejos para ayudar a prevenirlo .

Cree un espacio seguro : si su perro tiene un lugar en la casa (o en el jardín) al que puede ir para sentirse seguro y relajado, esto puede ser de gran ayuda para prevenir ataques de pánico. Esta podría ser su jaula o cama, o incluso solo un rincón de la habitación donde se sientan cómodos.

Introduzca el cambio gradualmente : si sabe que va a haber un cambio en la rutina de su perro, intente introducirlo gradualmente para que tenga tiempo de adaptarse. Por ejemplo, si vas a estar fuera por un período prolongado de tiempo, comienza por dejarlo solo por períodos breves mientras aún estás en casa. Esto los ayudará a acostumbrarse a la idea de estar solos y, con suerte, facilitará la transición.

Asegúrese de que haga suficiente ejercicio : un perro cansado es un perro feliz, y una de las mejores maneras de prevenir el estrés y la ansiedad es asegurarse de que su cachorro haga mucho ejercicio. Esto los ayudará a mantenerse física y mentalmente saludables, y los cansará para que puedan relajarse en situaciones que de otro modo los estresarían.

Estimulación mental : al igual que el ejercicio, la estimulación mental es importante para los perros. Si están aburridos y no tienen nada positivo en lo que concentrarse durante demasiado tiempo, pueden comenzar a experimentar ansiedad. Trate de proporcionarles muchos juguetes y rompecabezas para mantener sus mentes activas, y bríndeles mucha atención cuando esté en casa. También puede proporcionarles estimulación mental ayudándolos a aprender nuevos trucos y comportamientos.

CBD : las golosinas o aceites de CBD pueden ser útiles para algunos perros para reducir la ansiedad. El CBD es un compuesto natural que tiene propiedades calmantes y puede ser útil para los perros que experimentan estrés de leve a moderado. Por supuesto, siempre hable con su veterinario antes de darle a su perro cualquier tipo de suplemento, ya que pueden ayudarlo a elegir el producto y la dosis adecuados para su cachorro.

Como puede ver, hay una variedad de cosas que pueden hacer que los perros entren en pánico, y es importante conocerlas para que pueda ayudar a prevenirlo. En algunas situaciones, podrá ayudar a su perro a sobrellevar la situación simplemente siguiendo algunos de los consejos proporcionados anteriormente. En otras situaciones más graves, es posible que necesite la ayuda de un profesional, ya sea un veterinario o un especialista en conducta canina, para ayudar a su perro a relajarse.