Una investigación realizada por The Guardian y The Washington Post afirma: Israel impidió que Ucrania comprara el software espía «Pegasus» por temor a la ira rusa.


Grupo NSO

Grupo NSOREUTERS

El intento de mantener relaciones con Rusia llevó a Israel a impedir que Ucrania comprara el software de vigilancia y espionaje Pegasus.

Según una investigación conjunta del «Guardian» británico junto con el «Washington Post», ya en 2019, altos funcionarios ucranianos solicitaron a Israel la compra del software espía Pegasus, después de que muchos países lo hicieran.

Sin embargo, según los autores de la investigación, Israel rechazó la solicitud de licencia de Pegasus de los ucranianos y prohibió a la empresa NSO vender el software espía a Ucrania por temor a la ira rusa.

The Guardian cita a un alto funcionario de inteligencia ucraniano diciendo que «la decisión de Israel de no vender

el software espía a Ucrania nos dejó con una sensación de confusión». Agregó que las agencias de inteligencia y las autoridades ucranianas no tienen pruebas claras de por qué

Israel decidió impedir la venta del software a Ucrania, pero afirmó que «Estados Unidos apoya los esfuerzos de Ucrania para obtener el software Pegasus de Israel».

Otra fuente citada por The Guardian afirma que Israel se negó a otorgar una licencia a Ucrania para usar Pegasus

por temor a que el software se usara para rastrear los teléfonos móviles de altos funcionarios rusos, lo que podría

verse en Moscú como un acto de agresión contra los servicios de inteligencia rusos y funcionarios del Kremlin.

En respuesta a una investigación conjunta de The Guardian y The Washington Post, NSO , que tiene una licencia

para el spyware Pegasus, emitió una respuesta en la que afirmaba que NSO «sigue siendo objeto de informes

mediáticos inexactos sobre supuestos clientes, basados ​​en rumores, alusiones políticas y falsedades».

Los investigadores también buscaron la respuesta del Ministerio de Defensa de Israel, que afirmó que «el Estado

de Israel regula la comercialización y exportación de productos cibernéticos de acuerdo con la Ley de Control de Exportaciones de Seguridad de 2007. Las decisiones de política con respecto al control de exportaciones tienen en cuenta la seguridad y consideraciones estratégicas, incluido el cumplimiento de los acuerdos internacionales. «Por política, el Estado de Israel autoriza la exportación de productos cibernéticos únicamente a organismos

gubernamentales, para uso legal, y solo con el fin de prevenir e investigar delitos y contraterrorismo, según declaraciones dadas por el gobierno comprador».

COMPARTE NUESTRO BLOG